IFEMA
Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.

¿Cómo se iba al lavabo con armadura? Los retretes en la Edad Media

740

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación (UAB), Máster en Periodismo Ambiental (IIFA) y Máster en Gestión Hotelera y Turismo (ENEB/Ui1).
Bentley Systems
· 740
  • ¿Cómo se iba al lavabo armadura? retretes Edad Media

Cuando tenemos que ir al lavabo para hacer nuestras necesidades no valoramos la suerte que tenemos de poder sentarnos en una taza limpia, cómoda y en la que puedes tomarte el tiempo que haga falta. Sabes, en la mayoría de váteres, que está todo desinfectado y que, una vez termines con lo que estabas haciendo, accionarás un botón (o tirarás de una cadena) que liberará agua limpia.

Escribiendo estas líneas me viene a la cabeza la película Slumdog Millionaire, estrenada en 2008 y que logró numerosos premios, entre ellos 8 Oscar. Sin entrar en el argumento, para aquellos que no la hayáis visto, hay una escena en la que se observa un tipo de retretes que se utilizan en las zonas más pobres de la India. La secuencia, que no deja de ser curiosa y divertida, sirve para ver, lamentablemente, otra realidad a la que no estamos acostumbrados en lo que a váteres se refiere.

Saneamiento en la Edad Media

Aunque hayan pasado muchos años, seguro que la práctica totalidad de los retretes en la Edad Media no eran muy diferentes en relación con el fragmento de la película que acabamos de ver. A pesar de los grandes avances logrados durante el Imperio Romano, se dejaron de lado muchas de las actuaciones llevadas a cabo en materia de saneamiento.

Había otras medidas menos ortodoxas, como hacer tus necesidades en los márgenes de los caminos, pero esta solución no era del agrado de los vecinos. Ante tal situación, y cuando un emisario del rey vió que dos personas estaban haciendo sus necesidades en la vía pública, se peleó con ellos recomendándoles que buscaran un lavabo público.

Los retrocesos en saneamiento son notables durante la Edad Media, con medidas poco ortodoxas como hacer las necesidades en los laterales de los caminos

Se decidió, entonces, construir váteres en las ciudades, ubicados cerca de ríos, con el objetivo de incomodar lo más mínimo y así diluir las necesidades hechas por la población de un modo rápido. Sin embargo, este sistema podía ser peligroso para la ciudadanía, que podía llegar a caer en el río.


Ilustración sobre los váteres públicos de la Edad Media en el London Bridge. Fuente:  British Library Yates Thompson 47 f. 94v.

Sólo algunas grandes ciudades com París o Roma conservaron estructuras de alcantarillado, pero el recurso "preferido" para alejar las aguas residuales en la Edad Media eran los pozos ciegos, sobre todo en aquellos puntos donde no había un curso fluvial cerca. Éstos no dejaban de ser agujeros en forma de pozo con las paredes perforadas y que recibían la descarga de las aguas residuales. La parte más líquida se filtraba en el suelo, mientras que la sólida se descomponía con el paso del tiempo y por la acción de las bacterias.


Pozo ciego. Foto: Wikipedia/Zefram.

Aumento de plagas y epidemias

Pero además de las bacterias, las ratas no paraban de crecer en número entre tanta suciedad e insalubridad, algo que provocó la proliferación de enfermedades y pandemias, como la peste negra (mediados del siglo XIV), que provocó la muerte de un tercio de la población que vivía en Europa durante ese periodo, con unos 200 millones de víctimas. Las ratas fueron las principales proliferadoras de la muerte y llevaban consigo pulgas, que eran las responsables de la transmisión de la enfermedad.

La peste negra, a mediados del siglo XIV, provocó la muerte de 200 millones de personas. Las ratas, y las pulgas que llevaban consigo, fueran las principales causantes de la proliferación

Los lavabos en los castillos

Los pozos ciegos eran el sistema más utilizado para la mayoría de los mortales, es decir, las clases pobres. En la Edad Media, gran parte de la población vivía en condiciones no deseadas, y poco salubres mientras que había una clase dominante, minoritaria y con una vida más cómoda que conocemos como señores feudales (con permiso de la Iglesia, que también vivía de una manera más cómoda). En los castillos, lugar donde estos señores vivían cuando no estaban guerreando, abundaban los lujos, los fastuosos banquetes, todo financiado con los botines que se conseguían en las guerras y con los impuestos que se cobraba a la gente.

En algunos castillos feudales se puede comprobar que el habitáculo que contenía el lavabo sobresalía de la estructura principal, con la finalidad de evacuar las aguas grises

Es muy habitual que en alguna ocasión hayamos visitado un castillo feudal. En estas visitas nos enseñan las habitaciones, los salones e incluso la cocina. Sin embargo, ¿durante la visita no os asalta la duda para saber dónde está el retrete?

En algunos castillos de Inglaterra, como el de Peveril, en el condado de Derbyshire, podemos ver un pequeño habitáculo que sobresale de la estructura y que se le conoce como "Garderrobe". Aquí es donde el señor feudal hacía sus necesidades. En la imagen podemos observar un pequeño agujero en la base de la dependencia, por donde se vertían las "faenas" llevadas a cabo.

Exterior del lavabo del castillo de Peveril. Fuente: Wikipedia/Dave Dunford.

¿Y fuera del castillo?

Aquí es donde terminaba el corto y efímero sistema de saneamiento del castillo, liberando el residuo en el mismo suelo, donde se construían fosas sépticas o bien se aprovechaba la presencia de un río o un torrente para llevarse el popó o el pipí.

En castillos como el de Coity, en Gales, había tres filas de lavabos que vaciaban los residuos en un mismo punto de la base del castillo, donde se ubicaba una fosa séptica para recoger las aguas residuales. Era habitual que en el lugar donde se depositaban los residuos, los agricultores locales utilizaran el residuo como fertilizante. ¿Sería este el inicio de la economía circular?

Flores para suavizar el ambiente

Visualmente, los váteres en los castillos no eran muy diferentes a los actuales, pero como he comentado, el sistema para recoger los residuos era bastante rudimentario. Con el objetivo de evitar malos olores, se esparcían en el suelo flores y hierbas aromáticas para suavizar el ambiente y proporcionar un mejor olor.


Retrete de la torre de Londres. Fuente: M. Cartwright.

Para limpiar el lavabo, el método más recurrente era tirar un cubo de agua a través del agujero (en muchos casos agua procedente del agua saliente de los lavamanos de la cocina.

Comentarios