Aqualia
Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.

El calentamiento amplificado del Ártico puede estar provocado por impulsores locales

0
118
  • calentamiento amplificado Ártico puede estar provocado impulsores locales
Sofrel
Bentley Systems
· 118
0

Observaciones a largo plazo de las temperaturas de la superficie muestran un calentamiento intensificado de la superficie en Canadá, Siberia, Alaska y el Océano Ártico en relación con el incremento de la temperatura media mundial. Este patrón de calentamiento, comúnmente conocido como amplificación del Ártico, es consistente con los modelos de ordenador, que simulan la respuesta al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, los procesos físicos subyacentes para el calentamiento intensificado siguen siendo difíciles de alcanzar.

Un nuevo estudio de investigación internacional sobre la causa de la amplificación del Ártico, publicado esta semana en la revista 'Nature Climate Change', muestra que las concentraciones locales de gases de efecto invernadero y los comentarios sobre el clima del Ártico superan a otros procesos. Usando complejas simulaciones por computadora, los científicos pudieron refutar las hipótesis sugeridas previamente, que enfatizaban el papel del transporte de calor desde los trópicos a los polos como uno de los contribuyentes clave al calentamiento amplificado en el Ártico.

"Nuestro estudio muestra claramente que el forzamiento de dióxido de carbono local y las reacciones polares son más efectivas en la amplificación del Ártico en comparación con otros procesos", dice la autora correspondiente Malte Stuecker, líder del proyecto en el Centro IBS para Física del Clima (ICCP, por sus siglas en inglés) en Busan, Corea del Sur.

Disminución de la reflectividad de la superficie

Las crecientes concentraciones de dióxido de carbono antropogénico (CO2) atrapan el calor en la atmósfera, lo que conduce al calentamiento de la superficie. Los procesos regionales pueden amplificar o atenuar aún más este efecto, creando así el patrón típico de calentamiento global. En la región ártica, el calentamiento de la superficie reduce la extensión de la nieve y el hielo marino, lo que a su vez disminuye la reflectividad de la superficie.

Como resultado, más luz solar puede alcanzar la parte superior de las capas del suelo y el océano, lo que lleva a un calentamiento acelerado. Además, los cambios en las nubes árticas y en el perfil de temperatura atmosférica vertical pueden mejorar el calentamiento en las regiones polares. Además de estos factores, el calor puede llegar al Ártico por los vientos.

"Vemos este proceso, por ejemplo, durante los eventos de El Niño. El calentamiento tropical, causado por El Niño o por las emisiones de gases de efecto invernadero antropogénicas, puede provocar cambios globales en los patrones climáticos atmosféricos, lo que puede conducir a cambios en las temperaturas de la superficie en regiones remotas, como el Ártico", dice Kyle Armor, coautor del estudio y profesor de Ciencias Atmosféricas y Oceanografía en la Universidad de Washington.

Además, el calentamiento global fuera de la región ártica también llevará a un aumento en las temperaturas del Océano Atlántico. Las corrientes oceánicas, como la Corriente del Golfo y la deriva del Atlántico Norte, pueden transportar las aguas más cálidas al Océano Ártico, donde podrían derretir el hielo marino y experimentar una mayor amplificación debido a los procesos locales.

Para determinar si los cambios en el calentamiento tropical, el viento atmosférico y la corriente oceánica contribuyen a la futura amplificación del Ártico, el equipo diseñó una serie de simulaciones de modelos de ordenador.

"Al comparar simulaciones con solo los cambios de CO2 en el Ártico con simulaciones que aplican CO2 a nivel mundial, encontramos patrones de calentamiento del Ártico similares. Estos hallazgos demuestran que los procesos físicos remotos desde fuera de las regiones polares no juegan un papel importante, en contraste con las sugerencias anteriores", asegura la coautora Cecilia Bitz, profesora de Ciencias Atmosféricas en la Universidad de Washington.

En los trópicos, alimentados por altas temperaturas y humedad, el aire puede subir fácilmente a grandes alturas, lo que significa que la atmósfera es inestable. En contraste, la atmósfera ártica es mucho más estable con respecto al movimiento vertical del aire. Esta condición mejora el calentamiento inducido por CO2 en el Ártico cerca de la superficie. En los trópicos, debido a la atmósfera inestable, el CO2 en su mayoría calienta la atmósfera superior y la energía se pierde fácilmente en el espacio. Esto se opone a lo que sucede en el Ártico: la radiación infrarroja saliente escapa a la atmósfera, lo que amplifica aún más el calentamiento de la superficie atrapada.

"Nuestras simulaciones por ordenador muestran que estos cambios en el perfil vertical de la temperatura atmosférica en la región ártica superan a otros factores regionales de retroalimentación, como la retroalimentación del albedo de hielo a menudo citada", dice Malte Stuecker.

Los nuevos hallazgos de este estudio resaltan la importancia de los procesos árticos para controlar el ritmo al que se retirará el hielo marino en el Océano Ártico. Los resultados también son importantes para comprender cómo los ecosistemas polares sensibles, el permafrost ártico y la capa de hielo de Groenlandia responderán al calentamiento global.

La redacción recomienda

11/12/2018 · Investigación · 17 0

3D Shape Model of Asteroid Bennu