Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Fundación Biodiversidad
ICEX España Exportación e Inversiones
KISTERS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sivortex Sistemes Integrals
ESAMUR
Red Control
Ingeteam
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Lama Sistemas de Filtrado
Hidroconta
Rädlinger primus line GmbH
DATAKORUM
TecnoConverting
Barmatec
AECID
Baseform
HRS Heat Exchangers
FLOVAC
Sacyr Agua
EPG Salinas
Likitech
ACCIONA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ISMedioambiente
Almar Water Solutions
FENACORE
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Molecor
IRTA
Cajamar Innova
CAF
LACROIX
TRANSWATER
GS Inima Environment
Idrica
ADECAGUA
Minsait
Saint Gobain PAM
Amiblu
Kamstrup
Schneider Electric
Aqualia
AMPHOS 21
ONGAWA
Confederación Hidrográfica del Segura
IAPsolutions
RENOLIT ALKORPLAN
Hach
Asociación de Ciencias Ambientales
Grupo Mejoras
ADASA
Innovyze, an Autodesk company
Agencia Vasca del Agua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Global Omnium
AGS Water Solutions
Fundación Botín
TEDAGUA
Filtralite
J. Huesa Water Technology
SCRATS
Vector Energy
Xylem Water Solutions España
Fundación CONAMA
Catalan Water Partnership

Se encuentra usted aquí

Australia se expone a megasequías de 20 años y con un clima más cálido

  • Australia se expone megasequías 20 años y clima más cálido

Australia se expone a sufrir megasequías que durarían más de 20 años, según nuevos modelos de la Australiana National University (ANU) y el Centro de Excelencia ARC para Extremos Climáticos.

Los sombríos hallazgos de los investigadores van antes de tener en cuenta el impacto humano en el clima desde la Revolución Industrial. El equipo dirigido por la ANU también descubrió que, en comparación, las sequías del siglo XX en el suroeste y el este de Australia, incluida la cuenca Murray-Darling, fueron en promedio más largas que las de las épocas preindustriales.

Según los científicos, los hallazgos pintan un panorama preocupante de futuras sequías en Australia que serán mucho peores que cualquier experiencia reciente.

Las megasequías son excepcionalmente graves, duraderas y generalizadas. Pueden durar varias décadas o incluso siglos. Un ejemplo de esto es la megasequía en la región suroeste de Estados Unidos, que comenzó en el año 2000 y ha continuado durante más de dos décadas.

El coautor principal, el Dr. Georgy Falster, de la Escuela de Investigación de Ciencias de la Tierra de la ANU, dijo que si hoy ocurriera una megasequía en Australia, las consecuencias serían aún peores debido al cambio climático, ya que cualquier sequía ocurriría en un contexto de clima más cálido.

Los hallazgos pintan un panorama preocupante de futuras sequías en Australia que serán mucho peores que cualquier experiencia reciente.

«La combinación del cambio climático con las megasequías naturales que podrían durar 20 años significa que en el futuro Australia podría sufrir sequías peores que cualquier otra experiencia histórica reciente», afirmó el Dr. Falster.

«Debemos considerar y prepararnos para la posibilidad de que una de estas megasequías de varias décadas pueda ocurrir en el futuro cercano. Uno de los problemas para comprender las sequías prolongadas en Australia es que nuestras observaciones climáticas desde el siglo XX solo nos brindan un puñado de ejemplos con los que trabajar. Esto no es representativo de los peores escenarios que son posibles simplemente debido a variaciones climáticas naturales.

«Si pensamos en cuándo podríamos esperar ver una sequía de 20 años en la cuenca Murray-Darling en el sureste de Australia, esto varía mucho. Podríamos presenciar una megasequía cada 150 o 1.000 años. En este estudio, prestamos especial atención a la cuenca Murray-Darling. Como la región agrícola más grande de Australia, es importante saber cómo de graves podrían ser las sequías en esta región».

El equipo dirigido por la ANU analizó el espectro completo de sequías que Australia podría experimentar, incluida su duración e intensidad, incluso sin los efectos del cambio climático. También querían descubrir cómo el cambio climático provocado por el hombre está alterando ahora las características de las sequías australianas.

Los investigadores utilizaron múltiples modelos climáticos para simular las sequías que ocurrieron durante el último milenio

Los investigadores utilizaron múltiples modelos climáticos para simular las sequías que ocurrieron durante el último milenio (del año 850 al 2000) para determinar cómo podrían cambiar en el futuro. Esto incluye predecir cuánto podrían durar las sequías australianas y cómo de secas podrían ser.

«Uno de los hallazgos contradictorios de nuestro trabajo es que es posible que las sequías en Australia sean mucho más largas que cualquiera de las sequías que hemos experimentado en los últimos tiempos. Las sequías que continúan durante 20 años o más son algo que deberíamos esperar que suceda», dijo el Dr. Falster.

«Las megasequías son parte de las variaciones naturales del clima de Australia. Pero es preocupante que ahora también estemos añadiendo a la mezcla el cambio climático causado por el ser humano, y eso probablemente esté aumentando las posibilidades de que se produzca la próxima megasequía aquí. Comparamos sequías simuladas en el siglo XX, del año 1900 al 2000, con aquellas del período preindustrial, antes del año 1850, para ver si el cambio climático causado por el hombre ha impactado cómo los australianos experimentan las sequías hoy».

La investigación se publica en una edición especial de la revista Hydrology and Earth System Sciences.

La redacción recomienda