Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Sivortex Sistemes Integrals
Hidroconta
KISTERS
J. Huesa Water Technology
Fundación Botín
Ingeteam
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
NTT DATA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ISMedioambiente
Almar Water Solutions
Red Control
Vector Energy
AGS Water Solutions
Aganova
VisualNAcert
Lama Sistemas de Filtrado
ONGAWA
AGENDA 21500
Amiblu
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
TFS Grupo Amper
Consorcio de Aguas de Asturias
HRS Heat Exchangers
Idrica
Innovyze, an Autodesk company
NSI Mobile Water Solutions
STF
Confederación Hidrográfica del Segura
Filtralite
TecnoConverting
Xylem Water Solutions España
Molecor
Saint Gobain PAM
AMPHOS 21
AECID
EPG Salinas
ESAMUR
Rädlinger primus line GmbH
Schneider Electric
Baseform
Asociación de Ciencias Ambientales
Hach
Minsait
Regaber
Sacyr Agua
Global Omnium
RENOLIT ALKORPLAN
CAF
TRANSWATER
Likitech
MOLEAER
DATAKORUM
Terranova
s::can Iberia Sistemas de Medición
Grupo Mejoras
ACCIONA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FENACORE
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
ADECAGUA
Barmatec
TEDAGUA
Kamstrup
SCRATS
Fundación CONAMA
Gestagua
ICEX España Exportación e Inversiones
Catalan Water Partnership
Agencia Vasca del Agua
LACROIX
Danfoss
EMALSA
Aqualia
Fundación Biodiversidad
GS Inima Environment

Se encuentra usted aquí

El agua como derecho humano es un deber de todos

Sobre la Entidad

Avina
Fundación latinoamericana que identifica oportunidades de acción para un cambio sistémico hacia el desarrollo sostenible, vinculando y fortaleciendo a personas e instituciones en agendas de acción compartidas.

Catarina Albuquerque

  • En esa perspectiva, el derecho humano al agua y saneamiento determina que los servicios sean de calidad, asequibles, accesibles, disponibles para todos sin discriminación y sean sustentables.

Los estados deben asegurar la participación de diferentes actores en la determinación de políticas públicas en materia del derecho humano al agua y saneamiento así como  descentralizar los servicios a nivel más  local a los comités de gestión comunitaria, transferencia que no implica que queden exentos- los estados-de sus obligaciones jurídicas. Asimismo dichos comités de gestión comunitaria del agua deben velar porque el agua sea asequible para todos.

En esa perspectiva, el derecho humano al agua y saneamiento determina que los servicios sean de calidad, asequibles, accesibles, disponibles para todos sin discriminación y sean sustentables.

“El Estado tiene un deber internacional de apoyar a los comités -Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS)-, asegurando a través de los municipios el control a la calidad del agua, adoptando reglamentos, legislación con estándares sobre asequibilidad, calidad y sostenibilidad… También los comités de gestión de agua y saneamiento a nivel local deben integrar los principios de derecho humano, adoptar medidas para asegurar  las comunidades más pobres y estigmatizadas tengan acceso a los servicios”, destacó Catarina Albuquerque, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua potable y al saneamiento en un vídeo divulgado recientemente en el V Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua realizado en Costa Rica.

En ese sentido, destacó también el papel de las universidades y donantes en integrar el principio de participación efectiva y significativa en el ciclo de proyectos dando oportunidades a las poblaciones de intervenir en dichas iniciativas.

Albuquerque anunció que prepara un manual de aplicación del derecho humano al agua y saneamiento que estará disponible pronto.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

21/04/2017 · Vídeos

Cambio climático: adaptación y colaboración como mecanismos de acceso al agua