Brasil y Paraguay unidos por el agua en el encuentro “Cultivando Agua Boa”

46
0

Sobre la Entidad

Itaipú Binacional
La represa hidroeléctrica de Itaipú, es una empresa binacional entre Paraguay y Brasil, en su frontera sobre el río Paraná.

El encuentro “Cultivando Agua Boa” como nunca antes estuvo marcado por la presencia del lado paraguayo de la entidad, desde la organización, hasta la viabilización de programas que serán desarrollados en la zona de influencia de Itaipu, en ambas márgenes.

Cultivando Buena es un programa socioambiental de Itaipu Binacional, generado para apuntalar la solución de problemas sociales y ambientales de los municipios que componen la Cuenca Hidrográfica del Paraná.

En vez de que el agua sea un elemento de separación, tiene que ser elemento de unión y de trabajo conjunto para proyectar y potenciar la zona

En el 2013, por primera vez, la Comisión Organizadora del encuentro contó con la presencia de cuatro empleados del lado paraguayo de Itaipu, gerentes de la Dirección de Coordinación Ejecutiva. Esta Comisión se formalizó a través de la Resolución del Directorio Ejecutivo (RDE) que contempló la participación de los gerentes de la margen derecha, quienes trabajaron de forma conjunta para una mayor visibilización del lado paraguayo.

La presencia de la margen derecha en el evento tuvo el objetivo de observar las dos realidades y ampliar las experiencias de los programas en Itaipu, para que en el futuro puedan ser visualizadas a nivel internacional con mucha más fuerza, atendiendo realidades de dos países diferentes en economía y geografía, pero siempre teniendo como eje articulador o vinculante el tema “agua”.

“Línea de integración entre ambas márgenes”

“Eso hace que haya mayor línea de integración entre ambas márgenes y también una apuesta por esa visión holística -o mayor- en cada uno de los programas que se van desarrollando en Paraguay y Brasil”, explicó el director de Coordinación Ejecutivo, Pedro Domaniczky.

Mencionó además que, en vez de que el agua sea un elemento de separación, tiene que ser elemento de unión y de trabajo conjunto para proyectar y potenciar la zona y el mejoramiento de calidad de vida de cada uno de los habitantes de las cuencas", remarcó.

“Hemos firmado acuerdos y aproximaciones con varios países demostrando un avance en lo que es la gestión de cuencas y también presentamos acciones complementarias trabajando en forma coordinada con la margen izquierda”, explicó.

Indicó que están abocados a un proceso que se inició ya hace un tiempo con la idea de potenciar y visualizar con mayor fuerza en la margen derecha. Indicó que cabe recordar que el programa Cultivando Agua Buena es un programa binacional que contiene un conjunto de 19 estructuras específicas con un conjunto de 63 acciones, con un esquema de trabajo mutuo.

“Vemos muy positiva esta integración, vimos muchos paraguayos participando del encuentro Agua Buena, esto da un énfasis fuerte a esa línea de aproximación y de integración que se está tratando de fortalecer. Tenemos mucho que ganar con el hecho de aprender de buena práctica y no por necedad, volcar un escenario de desestimar cosas muy positivas y constructivas que va haciendo tanto margen izquierda como los otros países con los ejemplos que estuvimos viendo durante los tres días del evento”, aseveró.

Expresó que la idea es que las acciones vayan viendo situaciones constructivas o positivas hechas en la margen izquierda para replicarlas en la margen derecha, así como acciones positivas llevadas a cabo en el lado paraguayo, son llevadas a cabo en el Brasil.

“Esa complementación y las acciones de articulación mutua es lo que se visualizó muy positivamente. Nosotros estamos abocados a potenciar el evento y darle un destaque bastante mayor del cual se venía presentando en la margen derecha, y visualizando esquemas acotados a cuencas no solamente de agua, sino energéticas para minimizar la contaminación y maximizar el aprovechamiento energético, social, económico y de todo el sistema”, dijo. Por otra parte, comentó que actualmente existe ya un desafío para el 2014.

“Así como también con el Comité Intergubernamental de la Cuenca del Plata que aglutina a cinco países, trabajaremos en una pequeña área piloto con esta metodología binacional en el ámbito de una microcuenca del Lago Ypacarai, como un escenario de recuperación”, finalizó.

Comentarios